Mindfulness para Niños: Beneficios y Ejercicios Prácticos

El mindfulness se puede traducir como “atención plena” y tiene su origen en las prácticas de meditación orientales, es la capacidad que las personas podemos adquirir para concentrarnos en lo que está sucediendo en el presente, tanto a nivel mental, como corporal y ambiental. Ayuda a los niños a autorregularse, se reduce el nivel de estrés, mejora la atención y concentración, mejora el rendimiento académico, ayuda a formar niños resilientes, creativos y positivos.

Importancia del mindfulness en el desarrollo infantil

A lo largo de los años dentro de mi experiencia como educadora, y en las diferentes actividades que comparto con las familias, aparecen algunos temas que son recurrentes:
– Estrés crónico y ansiedad.
– Insomnio.
– Sentimientos de aislamiento y soledad.
– Necesidad de equilibrar las necesidades del resto de miembros de la familia con las suyas
propias.
– Falta de energía para seguir adelante.
– Sentimientos de culpa por la necesidad de cuidar del propio bienestar.
– Necesidad de ser más amables y compasivos con ellos mismos.
– Dificultad para aceptar las cosas como son.
Es evidente que aunque cada uno tiene su propia experiencia sobre lo que significa educar y atender
a un hijo en edad escolar, todo lo anterior (y más) son sentimientos muy
habituales por los que atraviesan en un momento u otro las madres o padres por lo que conocer y aplicar ejercicios de mindfulness será una herramienta muy valorada en un ambiente familiar saludable.

Beneficios del Mindfulness para Niños

Beneficio 1: Mejora en la Concentración y Atención

Una de las formas más simples de practicar mindfulness en la vida diaria es prestando atención plena a las tareas que realizamos habitualmente. Desde cepillarte los dientes hasta realizar sus tareas escolares, debemos ayudar a nuestros niños a una vivencia consciente para que aprenda a enfocarse completamente en la tarea que esté realizando. Ayúdale a observar los detalles de lo que está haciendo, enséñale a prestar atención a las sensaciones en su cuerpo y a utilizar sus sentidos para conectarse con su actividad. Al hacerlo, podrán transformar tareas cotidianas en oportunidades para la práctica de mindfulness y así enseñarle a reducir la sensación de aburrimiento, estrés o monotonía.

Beneficio 2: Reducción del Estrés

Si nuestros hijos tienen momentos estresantes en su ambiente escolar, puede resultar difícil encontrar momentos para reducir el estrés. Sin embargo, incluso desde pequeños pueden aprender a poner en práctica pausas durante el día para reducir el estrés y aumentar la concentración. Intenta tomar unos minutos de tu tiempo para enseñarle algunas técnicas de mindfulness, respirar profundamente y centrarse en el momento presente. Y así darle a sus hijos la posibilidad de usar esta herramienta en su día a día.

Beneficio 3: Desarrollo de Habilidades Emocionales

Una de las formas más simples y efectivas de practicar mindfulness es a través de la respiración consciente. Enseñar a nuestros hijos a tomarse unos minutos cada día para sentarse en silencio y enfocarse en su respiración. Indicarle cómo es sentir el aire entrando y saliendo de su cuerpo, y observar cómo su abdomen se expande y se contrae con cada inhalación y exhalación. La práctica regular de la respiración consciente puede ayudar a reducir el estrés, mejorar la concentración y aumentar la sensación de calma que va a contribuir con el control de las emociones de nuestros hijos.

Casos Prácticos de Transformación Personal

Narrar la historia de un niño que superó la ansiedad escolar mediante mindfulness.

Lamentablemente, el ambiente escolar de nuestros países suele ser muy crítico, coercitivo y muchas veces estresante. De ahí el enseñar a nuestros hijos a usar el mindfulness como parte de sus momentos dentro del ambiente escolar. Recuerdo con mucho pesar un caso de un niño que era constantemente agredido psicológicamente por su maestra, quien desmerece sus intentos por superar sus actividades escolares, lo que llevó a este pequeño a sufrir de ansiedad y con ello varios síntomas físicos. Lo que pudimos enseñarle es un ejercicio de respiración en momentos en que se sintiera ansioso, un ejercicio de concentración para volver al aquí y al ahora de sus tareas, ejercicios de concentración para conectarse en el aprendizaje sin tener en cuenta de que es la maestra en cuestión quien le afecte así como varios otros ejercicios que serán de utilidad de vida para nuestros pequeños.

Relatar cómo el mindfulness puede influir positivamente en las relaciones sociales de los niños.

Una forma de practicar mindfulness dentro del ámbito social es observar lo que pensamos sin juzgar a sus pares. Muchas veces, nos dejamos arrastrar por nuestros pensamientos y emociones, sin siquiera darnos cuenta de que están allí y eso también enseñamos a nuestros hijos, es por esta razón que es importante desarrollar herramientas de conciencia plena en nuestra familia. Al hacerlo, pueden desarrollar una mayor conciencia de sus pensamientos y emociones, lo que a su vez les permitirá tomar decisiones más informadas en su vida diaria.

Integrando Mindfulness en la Rutina Familiar: Estrategias Efectivas:

Estrategia 1: Sesiones Breves de Mindfulness en Familia

Guía sobre cómo realizar sesiones cortas de mindfulness en familia y su impacto.

Poner a los niños a caminar de puntitas, sosteniendo algo no muy pesado en la cabeza y tratar de que no se les caiga requiere de concentración y dedicación.
Rodar de una dirección a otra sin salirse del camino, requiere atención, y estimula su sistema vestibular, que es el que se encarga de mantener el equilibrio y la postura, coordinar los movimientos del cuerpo y la cabeza, y de poder fijar la mirada en un punto del espacio. Esta sensación de “mareo”, ayuda mucho a la consolidación del desarrollo de los niños y además les encanta, por eso aman dar vueltas.
Hacer bolita, lanzar y atrapar mascadas con una mano o con las dos, mientras los acompaña una música instrumental suave, que los invite a la relajación.
Una actividad que es maravillosa y que brinda múltiples beneficios a los chiquitines es tejer con sus dedos. Además de que es muy divertido, practican la motricidad, pueden parar y volver a un ritmo calmado y repetitivo que los ayuda a estar concentrados en sí mismos y en el movimiento de sus deditos. Finalizan con un sentimiento de alegría y satisfacción por haber creado algo con sus propias manos.
El hacer dibujos y colorear es otra gran forma de fortalecer su atención. Podríamos decir que todo esto es una meditación activa.

Estrategia 2: Incorporando Mindfulness en Actividades Cotidianas

Formas prácticas de integrar el mindfulness en actividades diarias de manera natural.

Uno de los usos del mindfulness puede ser para dormir a tus hijos.

Es muy común que, a la hora de dormir, algunos niños tengan problemas y les cueste conciliar el sueño. Para evitar que irse a la cama suponga una lucha, es importante puedes tomar en cuenta estos ejercicios:

  • Tener un horario para irse a la cama igual todos los días.
  • Realizar ejercicios de respiración antes de dormir.
  • Leer y meditar a través de libros sin imágenes, que permiten a los niños tener visualizaciones simples de las historias relatadas, propulsar la imaginación y les ayuda a conciliar el sueño de manera más rápida y tranquila.
  • Escuchar canciones relajantes o sonidos musicales suaves.
  • Crear un ambiente relajado, sin luces ni ruidos.

Crianza Positiva y Mindfulness, herramienta Clave para Padres:

Papel de los Padres en la Práctica del Mindfulness

Explorar cómo los padres pueden facilitar la práctica de mindfulness para sus hijos.

En los padres, una de las etapas vitales es pasar por un proceso de embarazo, parto, puerperio y primera crianza. Este proceso de convertirse en padres supone una serie de cambios físicos, psicológicos y sociales que conllevan, también, estados emocionales complejos que pueden suponer trastornos de ansiedad o depresión no de igual manera para la madre como para el padre. El malestar emocional de los padres puede generar en ellos sufrimiento y puede interferir también en el establecimiento del vínculo con su hijo. Por ello, resulta de especial relevancia, que los padres sean apoyados en sus tareas de cuidado y de crianza, así es como la implementación del mindfulness en la rutina familiar será una estrategia de apoyo muy valiosa.

Cómo Fomentar un Entorno Mindful en Casa

Ofrecer consejos prácticos para crear un hogar que apoye la práctica continua de mindfulness.

Podemos ejemplificar varias estrategias que pueden poner en práctica para que el mindfulness sea una herramienta de apoyo familiar.

1. Sumergir las manos en agua tibia. De acuerdo con Charlie Knoles, especialista en meditación y mindfulness, frotar las manos fuertemente en agua tibia es una práctica que genera calma en la persona. Esto ayudará a abrir los vasos sanguíneos y con ello eliminar el estado estresante del cerebro.

2. Respirar lento. Aunque suena muy obvio, es una práctica importante. Cuando las personas están estresadas, tienden a llevar a cabo respiraciones cortas y agudas. Nuestros sistemas nerviosos están conectados para que la inhalación esté vinculada a la respuesta al estrés y la exhalación a la respuesta de relajación, explica Knoles. Tomar una inhalación corta y enfatizar una exhalación larga ayuda a evitar que las respuestas clásicas al estrés (como la adrenalina o el insomnio) se pongan en marcha.

3. Observar un objeto natural. Elegir un objeto (si es natural, mejor) de su entorno inmediato y concentrarse en mirarlo durante un minuto o dos. Esto podría ser una flor o un insecto, o incluso las nubes o la luna. No deben hacer nada más que observar para relajarse y concentrarse. El analizar cada característica de ese objeto, esto ayudará a ejercitar la mente para que aprendan a concentrarse en una cosa a la vez.

4. Escuchar música. Escuchar música puede modificar patrones de pensamiento repetitivos. «No tiene que ser clásica, solo algo que te guste», dice Knoles. También evita los sonidos fuertes, que para algunas personas pueden desencadenar respuestas de estrés.

5. Come un bocadillo lentamente. Otro ejercicio sencillo que pueden realizar en lugares cotidianos es éste. Ingiere un pequeño bocadillo lentamente, percibiendo y disfrutando ese chocolate o fruta. Usa todos tus sentidos para verlo, tocarlo, olerlo y sentirlo. Saborea su textura, su sabor, cómo se siente en tu boca. Después de ingerirlo, deja que tus labios se levanten ligeramente y sonríe.

Conclusión:

Podemos entonces resumir este tema en que hay muchas maneras de practicar mindfulness en nuestra vida familiar en el día a día.  Desde la respiración consciente hasta la meditación caminando, cada uno de estos enfoques puede ayudarnos a estar más presente y consciente en la vida de cada uno de los miembros de nuestra familia. Prueba estas prácticas y encuentren las herramientas que funcionen mejor para ustedes. Con el tiempo, notarán una mayor claridad mental, una mayor capacidad para lidiar con el estrés y una sensación general de bienestar.

usando recursos que Profesionales pueden darles para fomentar la comunicación asertiva y positiva dentro del núcleo familiar.

Leer la Conclusión Completa Cerrar

Regístrarse para acceder a la videoteca exclusiva de mindfulness.

COMPARTE ESTE POST: