Diviértete Aprendiendo: Hábitos de Estudio Efectivos con Juegos Didácticos

Es importante conocer que hay una amplia literatura que demuestra que el juego es una vía de aprendizaje. Desde los clásicos de la Pedagogía y la Psicología hasta recientes revisiones científicas, así se constata que es posible aprender a través del juego y que, además, las llamadas ‘destrezas del siglo XXI’ (especialmente el pensamiento crítico, la resolución de problemas y la comunicación) pueden ser desarrolladas de manera especial a través del juego.

Es muy preocupante para una madre saber elegir lo mejor para su hijo y cuando nos referimos al aprendizaje como momento crucial en la vida de un menor el elegir un sistema adecuado a las necesidades, características y métodos de aprendizaje. El juego obviamente es hoy por hoy un método muy noble para enseñar y lo practican muchos centros educativos con buenos resultados, pero si es difícil para ti encontrar un espacio de estos puedes tú empezar a aprender sobre el tema y ponerlo en práctica con tus hijos.

Enumeramos algunos hábitos que puedes poner en práctica en seguida:

  1. El juego requiere una interacción constante entre el jugador y el juego para resolver una serie de problemas o desafíos.
  2. Las metas, implícitas o explícitas, y las reglas son dos elementos necesarios en cualquier juego pues le indican al jugador qué debe hacer y cuándo.
  3. Proponer el juego como un reto demasiado complicado, es muy posible que se frustren y acaben por abandonar la actividad; por el contrario, si el nivel es demasiado bajo, entonces se aburran y, en consecuencia, pierdan atención. Pero un juego diseñado de acuerdo a sus necesidades  le ayudará a fortalecer sus destrezas y competencias educativas.
  4. Un buen juego le enseñará  al jugador la capacidad de influir en el propio juego, el entorno de juego y la propia experiencia de aprendizaje basado en el juego.

El acto de jugar es parte de la infancia y trae la posibilidad de desarrollarse en varias áreas y aspectos como la cognitiva. El niño puede comprender mejor un objetivo determinado en un proceso de enseñanza aprendizaje si la experiencia es divertida, creativa, experimental y amplia. El objetivo de este artículo es reconocer la importancia del uso de actividades lúdicas en el proceso de enseñanza-aprendizaje en la educación de la primera infancia. 

Los objetivos específicos de una enseñanza a través del juego son: comprender que un niño expresa en el juego sus dificultades y necesidades; por eso estimular el uso del juego en la práctica diaria es importante en la primera infancia como parte del fortalecimiento de su autoestima y autoconocimiento.

Hábitos de Estudio Clave para Niños: Desde la Perspectiva del Juego

Cuando pensamos en el día a día de una familia frente a las tareas escolares por resolver, fácilmente nos podemos encontrar con una serie de dificultades y desmotivación por parte de los padres y de los niños también.

Por esta razón, un método pedagógico basado en una estrategia lúdica, dinámica y creativa, todo para provocar un aprendizaje placentero y significativo en el ámbito familiar.

Los padres juegan un papel importante en este proceso, y son quienes dirigen el aprendizaje en casa, siendo mediadores y ofreciendo actividades que estimulen a tu pequeño, promoviendo su interés por aprender en un ambiente cómodo y seguro donde pueda demostrar sus capacidades de aprendizaje, lo que sabe y lo que quiere descubrir.

Recordemos que jugando, el niño inventa, descubre, aprende, experimenta y refina habilidades. Esta es una forma eficaz de mantener a nuestros hijos motivados y con la capacidad de poder enfrentar dificultades escolares con herramientas positivas.

Las actividades recreativas como método pedagógico es una estrategia efectiva que proporciona un desarrollo del pensamiento, la atención, la concentración y el lenguaje, además de estimular la confianza en sí mismo, la curiosidad y la autonomía.

Si tomamos en cuenta que el niño aprende mucho más jugando, sin darse cuenta de que se está enseñando, los padres enseñan y desarrollando actividades lúdicas, promueven el conocimiento, influyen en sus actitudes, aprender a entender y sobre todo a ponerse en el lugar de nuestros hijos para comprenderlos y ayudarles en su desarrollo.

Juegos Didácticos Recomendados para Mejorar el Estudio

Aquí les dejo unos ejemplos de juegos didácticos para ponerlos en práctica en casa: 

  • Juegos de memoria
  • Juegos de rompecabezas
  • Juegos de adivinanzas. 
  • Juegos con masas.
  • Juegos con bloques. 
  • Juegos de laberintos y construcción. 
  • Juegos con el abecedario y los números. 
  • Juegos de colorear. 

Tenemos varios estudios donde se recomienda que se respeten los derechos de aprendizaje y desarrollo para que los niños tengan un crecimiento físico y cognitivo completo. Enfatizan que el aspecto lúdico debe estar siempre presente en estas etapas para que el niño pueda aprender jugando, es decir, sin darse cuenta de que se está aprendiendo, sin enseñanza forzada. Estos estudios consideran que en educación infantil, aprendizaje y desarrollo infantil, el aspecto lúdico nos da un eje fuerte para unir otras disciplinas en el área de aprendizaje. 

Cómo Integrar Juegos Didácticos en la Rutina Diaria

Recordemos entonces que los niños, desde una edad temprana, exploran el mundo, el espacio y los objetos de su entorno, establecen relaciones, expresándose, juegan y producen conocimiento sobre sí mismos, sobre el otro, sobre el universo social y cultural, tomando progresivamente conciencia de esto. Entonces, el usar juegos para enriquecer estas áreas les dará a tus pequeños, herramientas para desarrollarlas de forma natural, segura y creativa.

Tomemos en cuenta que jugar y jugar son actitudes indispensables para la salud, tanto mental, física e intelectual en nuestros hijos. A través de ellos, el niño comienza a desarrollar el lenguaje, la socialización, el pensamiento, la autoestima y la iniciativa, preparándose para ser un ser humano con capacidad para enfrentar obstáculos y participar en la construcción y organización del espacio en el que vive. Es por esa razón que podemos con seguridad integrar el juego en el aprendizaje. 

Una forma muy interesante de aplicar el juego como una herramienta de aprendizaje es el juego de contar y aprender sobre los números usando semillas, objetos del entorno, juguetes de cotillón o el tan apreciado ábaco. Usarlos no solo implica mantener la atención, la concentración, desarrollar la creatividad y fomentar el conocimiento de las matemáticas.

Entonces, si queremos lograr un cambio en las tardes de tareas en casa, busquemos y pongamos en práctica herramientas lúdicas para hacerlas más divertidas, más fáciles y creativas.

Conclusión:

Es importante aceptar que una educación basándonos en el juego no solo es una combinación de actividades propuestas, sino una forma de pensar y enfrentarse a los retos del ambiente escolar, al trato efectivo con los demás y una herramienta que le da al niño la capacidad de crear un mundo con sueños, más alegre, espontánea, creativo, autónomo y afectivo.

Leer la Conclusión Completa Cerrar
COMPARTE ESTE POST: